¿QUÉ EDAD TENÉIS?
Gentileza del Q.·. H.·. LEONIDAS OTÁLORA
Los Angeles, EE.UU.

¿Qué edad tenéis?,
Tres años..... y algo más, que hablen los símbolos!


- ¿Qué edad tenéis?...
- Tres años Venerable Maestro!

El conocimiento de las verdades eternas manejado tan discretamente a través de los tiempos en las llamadas escuelas iniciáticas, va más allá del análisis que podemos hacer a través de la razón pues es claro que no podemos acceder al conocimiento trascendental a través de los medios intelectuales ordinarios, ni con las creencias, teorías y conceptos con que medimos, describimos y tratamos de explicar nuestro origen y el del universo del que hacemos parte.

Una cosa es la realidad que podemos ver y entender con los sentidos del cuerpo y otra muy distinta la realidad trascendental de la vida, esa verdad anhelada y buscada incesantemente por el hombre a través de todos los tiempos, por que nunca ha encontrado respuesta en los conceptos amañados que nos proponen en dioses y cielos ignotos una respuesta a esa verdad que fue depositada amorosamente por el Eterno dentro de nosotros mismos.

El Camino masónico que busca conducirnos por esos complejos territorios de las llamadas verdades eternas, comienza por sembrar en la conciencia del A:.M:., el concepto del que partirán después todas las respuestas. “Quienes somos realmente...”

Como decíamos al comienzo de este trabajo: el conocimiento iniciático escapa a la interpretación de la razón porque no tiene una explicación fácil de índole exclusivamente intelectual, sino que va más allá entrando en el conocimiento profundo, en el conocimiento interno al que solo nos puede llevar un entendimiento potenciado con la magia que se esconde en el lenguaje de los símbolos a través de PALABRAS, NUMEROS Y FIGURAS GEOMETRICAS.

- ¿Qué edad tenéis?...
- Tres años Venerable Maestro!

En estas tan repetidas palabras del primer grado, el simbolismo masónico no solo nos revela una dimensión oculta de la espiritualidad del ser humano, sino que en la medida que vamos madurando progresivamente, su comprensión posibilita asumir conceptos y realidades diferentes entregándonos una perspectiva distinta en la comprensión de nuestro entorno y junto con ello de nosotros mismos.

“Lo corpóreo no tiene, fuera del número tres, ninguna otra magnitud; todo se determina por medio de la trinidad, pues el principio, el medio y el son el número del todo, que es el número" (Aristóteles).

La enseñanza encerrada para el A:.M:.representada en este caso en un triangulo equilátero nos indica inicialmente que el tres es el numero de la creación, y representamos este concepto en un triangulo donde el vértice superior vendría a ser el concepto del UNO, el segundo, el principio de la dualidad y el tercer vértice es la concepción resultante de esa dualidad masculino femenina contenida en el UNO, que en este caso no puede ser más que el UNO, por ser el producto parte de si mismo.

Más específicamente veámoslo así:

El número 1. Es la Energía creadora de Dios o el Soplo de la vida” (no es Dios, es “La energía creadora de Dios”)

Y este concepto para mi está muy claro, cuando leo en “El dialogo de Hermes Trismegisto con Poimandrés” lo siguiente: “Señor y Padre y Solo, que no es el Uno, sino fuente del Uno” (El Uno es ya la primera determinación; y por encima de ella todo es No–Ser)

Este mismo concepto está representado para mi más claramente en el árbol de la vida en lo que se presenta por encima del primer Zefirot llamado KETER,

Y siguiendo con el desarrollo de nuestro trabajo de esta noche,

El número 2. Simboliza en este caso el principio de la dualidad y concretamente el principio de la dualidad creadora: lo masculino y lo femenino, que se contiene en si mismo, engendrando una tercera persona como dice el génesis: “a imagen y semejanza” como parte de la misma fuerza o energía presente en todo lo creado.

El número 3 Ese principio creador que es masculino y femenino concibe un ser a su imagen y semejanza o sea que no es un algo diferente, es una parte misma del UNO. Graficando este profundo pensamiento nos llevaría entonces después del tres a cerrar el concepto con la figura del triangulo ya que ese tercer resultado o creación vuelve a ser UNO, su fuente generadora o sea el conocido y famoso concepto de la trinidad, el principio generador del Ser Generador y nunca generado de todas las cosas.

“El hombre, se eleva incluso hasta el propio cielo, y lo mide, y sabe lo que en el cielo está en lo alto, y lo que está abajo, y aprende todo el resto con exactitud y suprema maravilla, no tiene siquiera necesidad de abandonar la tierra para establecerse arriba ¡Tan lejos se extiende su poder!

Preciso es entonces atreverse a decirlo: El hombre terrestre es un dios mortal y el Dios celeste un hombre inmortal.

Es entonces por intermedio de esa pareja, Cosmos y Hombre, que todas las cosas existen, si bien todas han sido producidas por el Uno”

Tomado de : Hermes explicándole a Poimandrés sobre esa energía del no creado presente en toda la obra de la creación.

Somos en consecuencia por decirlo de alguna manera, una parte de esa fuerza generadora, -que no puede ser dividida o separada, es lo que es, como le contesto a Moisés en medio del desierto cuando este le pregunto qué le contestaría a su pueblo cuando le preguntasen:

- Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?

- Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

Visto con los planteamientos que estamos analizando en este trabajo, su respuesta no admitía dudas y fue contundente:

- Yo Soy el que soy. (o sea Dios!)

Dijo también el iniciado de Galilea en otra de sus tantas y maravillosas enseñanzas: «Si aquellos que os guían os dijeren: Ved, el Reino está en el cielo, entonces las aves del cielo os tomarán la delantera. Y si os dicen: Está en la mar, entonces los peces os tomarán la delantera. Más el Reino está dentro de vosotros y fuera de vosotros. Cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, entonces seréis conocidos y caeréis en cuenta de que sois hijos del Padre Viviente. Pero si no os conocéis a vosotros mismos, estáis sumidos en la pobreza y sois la pobreza misma».

Mas clara no puede estar su alusión con estas palabras que nos invitan perentoriamente a buscar con ansiedad respuestas a nuestras inquietudes trascendentales que nos piden respuesta desde lo más profundo de nuestro Ser! No hay que temer pues a la verdad, al contrario es nuestro deber buscarla porque el hombre por el Conocimiento se deifica, volviendo a su estado original, o arquetípico, o sea el Adam Kadmon, el ser humano superior y divino.

“Ten confianza, que los hombres de linaje divino descendieron, y la sabia, la próvida natura, les ira revelando sus misterios..” (Pitágoras).

El concepto pues para mi esta claro en cuanto a lo que busca enseñar la masonería cuando repite una y otra vez en la logias de primera cámara ¿Que edad tenéis? buscando sembrar con ello en lo más profundo de la conciencia del iniciado el concepto de Quienes somos realmente, de esa trinidad tan mencionada, que no es más que la respuesta a nuestra mas grande inquietud, respuesta depositada amorosamente por el Eterno dentro de nosotros mismos.

Y para finalizar este trabajo recordemos nuevamente las palabras de Jesús cuando dijo::

“El que busca no debe dejar de buscar hasta tanto encuentre. Y cuando encuentre se estremecerá, y tras su estremecimiento se llenará de admiración y reinará sobre El Universo.

- ¿Qué edad tenéis?...
- Tres años Venerable maestro!

BIBLIOGRAFÍA;
l Corpus Hermeticum, Discurso de Hermes a Poimandres "La clave"
l La cabala Judía, Michael Lattman
l El mundo de Sofía, J Gaarder
l *Evangelio de Tomas (Documentos del mar muerto)
l Exodo 3-14 ( Biblia Reyna Valera)
l Los versos de Oro de Pitágoras




 

Listamos abaixo os Bancos de dados da AMI:
       
Banco de Operações Negociais
        Banco de Tecnologias Sociais
        Banco de Políticas Institucionais

Obs.: disponíveis somente para os associados da AMI, seja um sócio da Ação Maçônica Internacional, para maiores informações  CLIQUE AQUI